El Camino Vaqueiro de Concilleiro/s, y los peregrinos

 

Ermita de San Antón Concilleiro/s

En lo relativo a la etiqueta de Camino de Santiago que suelen ponerle a determinados caminos o tramos, es algo que está  al orden del día  pues al final si la cosa triunfa después de muchas jaculatorias, pues pueden ser dineros y equipamientos,  aunque la mayor parte de todos estos proyectos, como va  la Vía Regia y Camino de Santiago entre Salas y Luarca, pues a mi sano juicio que tienen las patas muy cortas.

Dicen los entendidos, que más allá de las presiones políticas para incardinar un tramo a la Red de Caminos Jacobeos, hay que cumplir varias cuestiones, como la existencia de hospitales, albergues. la presencia de peregrinos, y que tal camino haya quedado inscrito en la abundante literatura odepórica peregrina.

La pretendida Vía Regia salense-valdesana, cumple algunos de esos requisitos, sabemos que hubo algunos peregrinos alemanes por Ferrera de los Gavitos, sabemos de algún otro notable peregrino que hizo un cruce entre Luarca y Salas sin que haya arrojado más datos, no sabemos que ningún noble (rey) haya utilizado este camino y menos con sentido peregrinatorio. Pero así están las cosas. La Asociación de Amigos de la Vía Regia entre Salas y Luarca  está tira que tira por este trazado, que ya he analizado en una primera entrega:

EL CAMÍN O CAMINOS DE CONCILLEIRO COMO VIA JACOBEA (1)

Sigamos pues con los  posibles trazados que nos salen por este territorio entre Salas y Luarca

  DOS ENCLAVES BRIEVES Y TREVÍAS

Foto de Luis (Blog fotografía y filatelia)

Hasta ahora he analizado las posibles actividades camineras hacia el Norte y el Este, las cuales ni Pedro Pisa, ni otros autores han trabajado, y que algunos otros autores obvian por tratarse de tránsitos más modernos.

Sin embargo los trazados hacia el Oeste, hacia Concilleiro/s, plantea diversas variantes, y todas ellas pueden ser factibles, en función del tiempo en que situemos cada una de ellas, pues la aparición y conformación de las Polas y los pueblos, hizo emerger nuevos redes de caminos y tránsitos, por ejemplo, en el trabajo de estudio caminero de Pedro Pisa, hay que decir que Trevías parece carecer como enclave caminero  de cierta excelencia salvo para enfilar rumbo a Canero, el lugar principal en cuanto a los flujos camineros, y más bien ese papel de importancia caminera lo ocupa el pueblo de Brieves, que parece mucho más importante en estas cuestiones de caminería.

En todo caso llama la atención ya que se pretende articular una vía jacobea sobre la arteria arriera de corte vaqueiro como es la que unía la parte alta de Salas con los valles vaqueiros valdesanos, que en importantes núcleos como  Trevías o Brieves, no haya rastro de equipamientos alberguistas: hospitales, albergues , cofradías de ayuda, ni notables advocaciones religiosas se hallan en dicho pueblos, al menos que a mi conste, otra cosa es que la Asociación de Amigos de esta vía, y la notables asociaciones que las apoyan tengan informaciones al respecto. Aunque me me temo que es más una puesta en escena que otra cosa.

EL CAMINO DE BIESCAS

En este sentido, un camino que ha sonado esta temporada es el Camino de Biescas, el cual ahora se quiere complementar con su señalización jacobea y la instalación de un albergue. Veamos pues su desarrollo, calificando el tramo de Camino Regio.

Partiendo del enclave de la Venta de las Cruces se plantea un trazado que en parte reivindican los vecinos de Biescas como el más que plausible  para recibir el honorable título de trazado jacobeo y regio.


Este itinerario da la espalda al Camino de Cadavedo, pues en la misma Venta de las Cruces baja hacia el Sureste, o sea por la izquierda de la antigua venta, y se va por la vera occidental de la cordal que forman los picos Cumares y el Chano la Muela, para dejarse caer valle abajo hacia el pueblo de Biescas, también se puede bajar por las brañas de Faedo, lo que conlleva bajar algo más y desde dichas brañas llegar al mismo pueblo de Biescas. 

Las instituciones locales para cimentar la suposición de que por tales territorios circulaba el Camino de Santiago, habla de la existencia de una venta «y también una panadería, que es muy probable que haya tenido que ver con el aprovisionamiento de entre otras personas, de ellos peregrinos que por allí pasaban».

Tal vez el hecho significativo de contar con una iglesia dedicada al protomártir apóstol de Santiago, la cual se recoge en un documento del Archivo de la Catedral de Oviedo, por el cual el conde Suario y la condesa Enerquina donan  a la iglesia de Oviedo entre otras heredades el Sactum Jacobum de Viescas, que el Libro Becerro aparece como parroquia. 

De la vieja construcción  sólo queda el ábside cuadrado y una piedra en el dintel de una ventana con una inscripción, y en su interior hay una imagen de Santiago peregrino.

Esta parece ser hasta ahora toda la justificación para pedir la inclusión en la red de Caminos Jacobeos. AUnque habrá que esperar a información que pueda desprender  el trabajo de José Enrique Menéndez. autor por ejemplo del libro de Babia a Pravia 

VARIANTE DE PEDRO PISA AL MARGEN DEL CAMINO DE BIESCAS

Sin embargo la propuesta caminera que se dirige a Brieves y que ha trabajado el estudioso de la caminería asturiana: Pedro Pisa, este hace partir su trazado como Camino Vaqueiro de Concilleiro/s  tal y como plantea en su trabajo sobre los Caminos Reales,y lo hace por un trazado que parte de la Venta de las Cruces, para dirigirse al Campu San Juan, posible campa entre Pico Aigla y las penas de Rumiegu, para desde esa zona dirigirse de forma directa por el Teso del Cueto hacia la Ferrera de los Gavios pudiendo visitar en dicho pueblo la ermita de San Lucas y Santiago Es posible que la iglesia parroquial estuviera en el lugar de dicha capilla que data del siglo XVIII, en cuyo interior hay dos representaciones de Santiago, representado como Santiago peregrino y como Santiago matamoros.

Evidentemente con este trazado de Pedro Pisa, se puede decir que Biescas queda fuera de ese posible trazado jacobita, pese a esa antigua cita de una ermita que se perdió en el fuego de los tiempos y que da lugar a la importancia que tuvo para los nativos tal edificio.

Aunque Pedro Pisa no habla en ningún momento de peregrinos que pululasen por la zona,aunque haber parece que los había, y tampoco los trazados parecen excluyentes, pero teniendo tan cerca Brieves parece raro hacer descanso en Biescas donde además se carecía de hospital, albergue o tradición monacal, más allá de una vieja advocación jacobea.


En Ferrera los dos caminos se unirían para enfilar por la cuesta de los Gavitos y bajar a la Fajerina para alcanzar de ese modo el Puente la Veiga que permitiría cruzar el río Muñás y luego seguir a lo largo de valle que ocupan las localidades de Muñas, de Arriba y Abajo.

Desde Muñas de Abajo y por el Malabriu se tomaría el camino que bordea el Pico Carcedo hasta desembocar en Brieves, donde Pedro Pisa, plantea pasar la ruta hacia San Feliz cruzando el río Esva por el Puente la Chanona (o el que hubiera en ese tiempo) virando al Norte para alcanzar el pueblo de San Feliz, lo cual marca un recorrido de unos 16 km con unos 525 mts de ascenso y 1107 mts de descenso entre la Venta de las Cruces y San Feliz.

En todo caso con relación al tema jacobeo es extraño, aunque no imposible que los posibles peregrinos perdieran altura para ir a Biescas que tampoco es una localidad con servicios, y sobre todo, teniendo en cuenta que el pueblo de Cortina al pie ya de Trevías, existe cierta tradición jacobea que viene a confirmar la existencia de una ermita dedicada a Santiago, y esto sí que marca un jalón en cuanto a la estructuración de un posible camino jacobeo.

EL CAMINO DE CANERO

Situados en lo fondero del valle que conforman el Esva, hay otro trazado que marcan el eje de comunicación entre el Camino de Primitivo y el Camino del Norte, es el que va desde La Espina a Canero.

Si tenemos en cuenta que lidiar con los cauces fluviales era todo un problema por la presencia o ausencia de puentes, y las permanentes escorrentías lo cual aún era más complejo en los valles cerrados en los cuales además era fácil que uno pudiera sufrir ataques o embocadas de bandidos, y eso bien lo sabían los arrieros, que preferían viajar por los cumbrales que meterse en las fondigonadas fluviales.


Esta situación cambió con la articulación de las carreteras en el siglo XVIII y XIX, donde se empezó a emplear los valles fluviales para instalar los distintos ejes de comunicación, pero en la antigüedad está claro que los tránsitos por dichos trazados conllevaba más penalidades que ventajas.

Por tanto, en el caso del eje fluvial desde la Espina hacia Canero, era evitado y de esta manera se circulaba con animales y materias por las altas cordales hasta poder situarse en lo más fondero del valle, pero en las zonas más más abiertas, como sucede con el río Esva a partir de Brieves y Trevías lo cual permite otros trazados por el valle, buscando otro gran enclave como era Canero, situado en el eje de la costa y al desagüe del río Esva.

El Camino de Canero es presumible que bajara de las altas cordales entre Salas y la Espina para situarse en este caso en Trevías, pero bien podría bajar también a Brieves, de hecho, el escritor José de Inclán Valdés[1] hace referencia, en 1797 a la continuación del camino por San Feliz a través del río: «sigue este camino a Brieves de la Parroquia de Trevías donde hay un rio con barco y está al poniente de dicho lugar oriente al él, otro puente de madera».

En el primer caso, desde Trevías se cruzaría el río Esva por la ermita de San Miguel para alcanzar la aldea de Balsera y por Villar de Bahinas, por cuyo itinerario se desarrolla el PR.AS-5, ese trazado nos lleva hasta Llendecastiello desde donde se bajaría hacia Bahinas, y por la orilla del inevitable río Esva, se cruzaría por debajo del pueblo de El Castro en dirección a la aldea de Ranón con su ermita de San Roque y San Francisco, dos de los santos llamados terapéuticos y muy ligados a la peregrinatio, para de este modo entrar en el pueblo de Casiellas que tuvo en tiempos antiguos un monasterio, y un hospital atendidos por un hospitalero.

Los peregrinos también podrían llegar a San Feliz a través de Trevías, donde existió, en el lugar en que hoy está emplazada la iglesia parroquial, un monasterio, pasando desde esta localidad a Llendelabarca. De hecho, Miñano en su Diccionario que copia los papeles de Martínez Marina, al hablar de este camino a Canero dice «le baña el mencionado r (io). sobre el cual hay 3 barcas para el tránsito de los viajeros». Y habiendo visitado la ermita del Santo Cristo y el Palacio de Llama se entra hasta la iglesia parroquial de San Miguel de Canero.

Por tanto, se ignora cuál sería ese posible eje antes de la actual carretera, desde La Espina hacia Brieves y Trevías, aparte de los caminos ya comentados, y desde aquí se propone estudiando la rede de caminos más clara, camino arriba o abajo, desde Brieves y Trevías a Canero.

CAMINOS DE CONCILLEIRO/S


Sabemos pues que las altas Ventas salenses estructuraban una red caminera enfocada a diversos usos, bien fueran peoniles pero sobre todo de arriería complementados con la tlka actividad trasterminante, por cuyas latitudes buscaban las mejores trazas para llegar a sus destinos, bien fueran las Luiñas, Cadavedo o la cordal de Las Palancas o Concilleiro/s como buenos ejes de comunicación entre tales destinos.

En este sentido, desde la última venta, o sea de Las Cruces, el camino de Concilleiro/s nos presenta un único trazado bajando desde este collado al núcleo de El Abesigu para seguir por El Lleirón y por La Antigua hasta desembocar en La Mortera, en este punto el trazado deja el rumbo Norte, para virar al Oeste, y por medio de la carretera VA-6, bajar a El Faedal, donde el acceso rodado deja paso a los amplios caminos hasta ganar la Ermita del Carballín.

APARICIÓN DE VARIANTES


Variante Ermita del Carballalín-Brieves- San Feliz.

La red caminera y la presencia de determinados inputs hace que tengamos que estudiar la aparición de otras posibles variantes.

En este caso se trataría de ir al Oeste desde la capilla del Carballín, bajando por Las Fuacinas hacia Muñás de Abajo por Folgueirua y desde  segui bajando a lo fondero del valle: Brieves, 

Ignoro si desde el Malabríu se iría por el Rabo del Pico Carcedo hacia Castrohermoso o se bajaría por camino que va paralelo a la actual carretera AS-222, u ocupando parte de esta hasta llegar a la Ermita de San Adriano en Brieves.

Desde Brieves se cruzaría el Esva por el puente de la Chanona, para subir por la vera de Tras las Lleras, a San Feliz y empatar con la otra posible variante del Camino de Concilleiro/s que sube de Trevías hasta la ermita de Santa Isabel en San Feliz, y desde este punto ya ambos recorridos compartirían trazado.

Variante Ermita del Carballín-Ermita de la Trapa- Gamones-Cortina- Trevías-San Feliz.

Estando en la ermita del Carballalín, un input con bastante tirón religioso en la zona, motivo por el cual me ha parecido más importante este trazado, que no deja de ser una especulación, eso sí atendiendo a lo expuesto por algunos vecinos de la zona, y la existencia de  un par de inputs importantes como son el topónimo Trapa, que se repite en varias ubicaciones: monte de la Trapa, el lugar de la Trapa, lo cual se remata con otro input de carácter religioso como es la existencia de la ermita de la Trapa o de la Virgen de Lourdes, apoyado o complementado por la existencia en el pueblo de Cortina de una ermita dedicada a Santiago.

Veamos su desarrollo como posible camino o variante.

Del Carballalín se sale al Norte por la Culladina para doblar al Oeste en Ribón Alto, para dar vuelta por la sureña vertiente del Pico Los Monteiros para entrar luego al Norte hacia el emplazamiento de la Ermita de la Trapa que inauguró el Padre Galo en 1939, ignoro si se levantó sobre viejos vestigios religiosos dado el topónimo ya existente y persistente en la zona.


Se cruza el acceso de Villar de Carcedo para seguir hacia el Noroeste por La Meana y El Rebollo, lo que nos permite llegar a la aldea de Gamones, para y seguir bajando hasta el fondero pueblo de Cortina donde se haya la Ermita de Santiago, de la que no tengo mucha noticia sobre su fundación.

Desde Cortina el trazado baja al Esva para subir a Trevías rumbo Sur, y luego lo clásico sería subir por San Miguel hacia la aldea de San Feliz y alcanzar la ermita de Santa Isabel para encaminarse hacia el Norte, por el Alto del Campón camino de la venteada aldea de Lago, que todos los trabajos camineros citan como punto de paso hacia Concilleiros.

El próximo destino, es seguir paralelos a la línea cumbral hasta la collada del Campo Ambasvías, donde se dice que hubo un hospital de peregrinos, según parece fundado por las monjas de San Pelayo (así consta en documento fechado en 23 de agosto de 1587.


En este mapa se muestra el Camino de Misa  (rojo) y el de San Antón (morado)

Tomás López [2] recoge esta descripción «Entre mediodía y oriente va el camino real que siguea Oviedo y a distancia de media legua de esta villa se entra en la (…) de Concilleiro o Ambas Vías que tiene de largo cinco cuartos de legua y se allá como a una legua de esta villa en el mismo camino a media entrada en la sierra la venta de Concilleiro. Sigue este camino a Brieves de la parroquia de tres (…) as donde ai un río con barca y está al poniente de dicho lugar a el oriente del otro puente de madera… ».

Desde este punto ya se va al Norte por el cumbral hacia El Forcón a coger o bien el Camino de Misa, o el que va por el otro lado del cumbral de Pico Llano y Concilleiro/s, ambos concluyen en la ermita de San Antón de Concilleiro/s, donde hubo una antigua venta, o en ruinas.


La bajada hasta el Camino de Santiago se hace por el trazado principal por El Xardín que baja hasta Almuña, aunque la bajada hacia Barcia por El Pedréu se muestra también como muy posible y factible, desde ambas dos localidades se puede entrar en Luarca de forma confortable, aunque este caso me inclino más bien por el trazado de Almuña que muestra Pedro Pisa.

CONCLUSIONES: El presumible trazado Regio y Jacobeo, amén de ver que exponen los estudiosos que  están sobre el tema. Por mi parte ya adelanto que se trata más bien  de un camino de arriería y trasterminancia, y circunstancialmente  de uso peregrino,, que no digo que no esté exento, pues hay advocaciones, hospitales  etc.

Pero que hubiera sido un paso importante  ya es otro cantar, y ello por razono por lo expuesto y otras razones, primero  por su longitud que  sitúa en unos 40 km, por unos parajes duros, altos, abiertos y retorcidos en  cuanto a las redes camineras, luego están  los desniveles que son importantes como para conformar un paso cotidiano, otra cosa es que los peregrinos que iban para el Puerto del Palo, al llegar a Salas o las inmediaciones de La Espina se encontraran con unas condiciones climatológicas muy adversas, y buscarán el abrigo del Camino del Norte, y como tal trazado entre Salas y Luarca era habitual entre arrieros y ganaderos, pues optarán por dicho trazado, que además les ofrecía la protección ante un trazado complicado orográficamente, de los arrieros y vaqueiros que por el transitaban.

PROPUESTA:

Creo que el valor por tanto de ese trazado no debiera consolidarse tanto en lo jacobeo, muy cogido por alfileres, como reconocer tal entidad caminera como Vía Vaqueira que uniría los  valles valdesanos de  la costa, por Concilleiro/s  con la parte media del Esva, y luego la Via de las Palancas y la famosas Luiñas por el valle de Arcallana con el Camino de las Ventas y converger en Salas para continuar hacia las brañas altas, Ese sí que sería una gran apuesta señalizar todo ese trazado como una auténtica Vía Vaqueira, que buena falta le haría a la zona.

Ello además  plantearía otro gran trabajo de análisis caminero, a travé de que redes camineras desde la zona de Bodenaya, La Peña, continuaban los trazados hasta las brañas altas.... Ahí lo dejo.

 Victor Guerra (2021)

[1] Nació en Villanueva de Llanera y era descendiente de Sancho de Inclán Arango. Se desposó con la heredera de la casa de Mier, Mª Luisa de Mier de Avilés y Flórez, y ambos concibieron una única heredera llamada Benita de Inclán. Mandó construir en Oviedo el Palacio de Inclán Leiguarda. Entre 1754 y 1787 fue miembro de la Diputación del Principado. Llegó a ser representante de doce concejos diferentes y alférez de otros cuatro (Pravia, Villaviciosa, Cabranes y Miranda). Murió en Oviedo 1792.

[2] MERINERO, M.J.; BARRIENTOS, G.: Asturias según los asturianos del último setecientos. Respuestas al interrogatorio de Tomás López). Oviedo, 1992. P 199

Comentarios

Entradas populares de este blog

Del especulum doctrinale al Thesaurus del Camín de los Santuarios

¿De dónde venían los peregrinos llegados a San Antolín de Ibias ? 2ª Entrega

EL CAMIN DE LOS SANTUARIOS. LOS RECORRIDOS y SUS SORPRESAS