EL CAMIN DE LOS SANTUARIOS. EL PARTO DE LOS MONTES DEL GOBIERNO DE ASTURIAS

 

Aproximación y composición de lugar.

Hacía ya tiempo que se venía rumoreando entre la clá política turística asturiana la puesta a punto de un proyecto de ruta peregrina que cruzara de Oeste a Este el territorio oriental asturiano; y como ya saben mis lectores de vez en cuando aflora mi mal genio (bien conocido por algunos) algunos los aducen a una especie de asperger, lo cual me empuja a despotricar...y ahí voy de nuevo dada la lenta pero constante acumulación de hechos que me llevan a  momentos de ira provocada por actuaciones como la inventio del Camín de los Santuarios.

Lo cierto es que no se sabía muy bien quién estaba en la pomada del proyecto de los Santuarios., Todos guardaban silencio incluso los alcaldes del suroriente asturiano, mientras algunos en la intimidad pedían consejo a sus comilitones, aunque desde fuera de los conventículos al uso no se comprendía muy bien todo este silenciado muro de secretismos.

No obstante, la prensa iba lanzando noticias aquí de allá sobre el proyecto que se dilataba en el tiempo sin muchas más explicaciones sobre tales eventualidades, y sino echen un vistazo a las hemerotecas digitales y verán la secuencia.

Uno que en parte está ajeno a todas estas peripecias políticas, ha seguido realizando la tarea que me auto encomendé de sacar adelante proyectos como los Caminos de Covadonga, que se materializó en el 2018 en una página web donde planteaba algunas propuestas de trazados frente a lo que proponía el GR-105 con recorridos imposibles, adelantándome así a ciertas ideas encapsuladas en el secretismo.

Lo cierto es que la idea de esos Caminos a Covadonga no se pudo convertir en libro pues en ese mismo tiempo se publicó en la LNE un trabajo sobre la misma temática.

Andando el tiempo, en el 2020 saqué adelante el libro de Caminos a Santo Toribio de Liébana. Rutas Cántabrasy astures, incluyendo en dicho texto dos rutas que partían desde Asturias. Una desde el Monasterio de Valdediós yendo por el Camino del Norte hasta Unquera, y la otra la hacía partir del Monasterio de Villanueva (C. Onís) hasta Merodio, en lo que se viene llamando por algunos estudiosos del tema El Camino de los Francos.

Por cierto, hay que indicar que el libro se envió al Sr. Barbón, a la Sra. Piñán y al Sr. Pablo León, y algunas otras instituciones que no tuvieron la delicadeza de dar las gracias por dicho envío. 

Digamos que no sucedió así con Cantabria, desde cuya comunidad autónoma recibí los consabidos agradecimientos por parte de distintas personalidades e instituciones por dicha entrega y entre los agradecimientos cabe destacar el tarjetón recibido y firmado de puño y letra por parte del Sr. Revilla, presidente de Cantabria.

Ya lo dice el dicho: Asturias y yo semos así señora…

Pues bien, volviendo al citado sendero peregrino astur-cántabro al final se hizo la luz desde lo institucional, bueno mejor dicho la media luz, pues ha ido ya materializándose por aquí y por allí la inventio denominada Camín de los Santuarios.

El Parto de los Montes el Camín de los Santuarios

No se puede llamar de otra manera a una engañifa que lleva meses y meses dando vueltas por las mesas políticas-turísticas asturianas, desde la gubernamentales a las que ocupan los diversos alcaldes, aun cuando dicho trazado está soportado por dos granes herramientas como son el GR 105 Ruta de la Peregrinaciones y el GR 109 Asturias Interior, que cuenta así mismo con diversas webs, y publicaciones y con compromisos institucionales en cuanto a su gestión y mantenimiento, aunque es verdad que viendo como está su señalética, se puede decir que hay un fuerte desentendimiento en cuanto a los compromisos adquiridos por parte del Gobierno del Principado de Asturias.

 Estos dos GRs soportan el 75% del trazado por el cual se pretende que circule el famoso Camín de los Santuarios, o sea que en vez de reforzar estas dos infraestructuras senderistas ya consolidadas, y proceder a su reacondicionamiento en cuanto a adecuación de recorridos, establecimiento de variantes y alternativas, y mejorarlas señalíticamente y apoyándose en la potencia de unos recorridos ya conformados y publicados, pues no el gobiernín asturiano se saca de la manga su particular inventio peregrino.

Es de suponer que quieren romper con la pana que se dice y bajo la clásica visión del tribalismo, tan asturiano y enquistado en la función pública y político, pone en marcha un proyecto que haciendo caso omiso de lo que hay, no importa que se caiga o se deteriore, me refiero a los ya citados GRs, y se saca un trazado que se va enhebrando en el trazado genérico ya constituido, pero bajo una nueva marca Camín de los Santuarios.

Con un par… que se dice, no sé quién fue el genio de la idea, aunque me lo imagine pues hay mucho rijoso pegado a la función pública. 

En fin , el caso es que además dicho invento estaría dentro de la prevaricación, pues creo que todo proyecto senderista en la Comunidad de Asturias debe estar bajo el paraguas del Decreto de Senderismo 59/1988A los efectos del presente Decreto, que “consideran recorridos de senderismo aquellos cuyo destino principal sea el desarrollo de actividades lúdico-deportivas destinadas al gran público y se localicen en la mayor parte de su trazado en el medio rural, siguiendo en lo posible caminos, cañadas y senderos o carreteras empedradas y evitando al máximo las carreteras asfaltadas, núcleos urbanos e industriales.”

Por tanto, que yo sepa la inventio del Camín de los Santuarios se ha pasado por el forro el tema de adscribirse a la normativa del propio gobierno que promovió y que ahora pone en el medio rural una nueva propuesta senderista al margen de todos y de todo, pues ni los paneles plantados en la localidades de paso o etapas, ni la señalización consta la signatura que denote estar ante una infraestructura dada de paso por el gobierno del Principado de Asturias bajo el Decreto que le obligaría a ello.

Salvo claro está que se le quiera subir al rango de Camino Peregrino al igual que los Caminos de Santiago, pero creo que para eso hay que dar unas vueltas.

Por tanto, creo que estamos ante un auténtico parto de los montes, porque se mire por donde mire y se analice por venga mejor a cada uno, pero este es un proyecto que no hay por donde cogerlo y con muchos rincones oscuros.

Promoción y Divulgación

De mano, ya extraña a propios y extraños que un proyecto de esa magnitud se titule de mano Camín de los Santuarios y parta de uno de los inputs más importantes dentro del mundo peregrino como es la Catedral de San Salvador de Oviedo y se dirija al Monasterio de Santo Toribio, que por cierto no son complejos marianos, ya que exceden de la capacidad de ser aprobados por las autoridades ordinarias religiosas al uso, por tanto sí que tienen esa consideración de santuarios marianos, el emplazado en Piloña o sea el Santuario de la Virgen de la Cueva de Infiesto y el Santuario de Covadonga, amén de aquellos otros que se saquen de la manga los diseñadores y promulgadores y divulgadores del inventio, entre cuya nómina se encuentran  Toño Huerta y Xurde Morán, por cuyo motivo habrá que estar atentos a dichas exposiciones y ver sus opiniones al respecto

Por tanto, la inventio de Doña Berta Piñán y D. Pablo León no hacen otra cosa que rebajar estos dos grandes referentes monásticos y peregrinos como San Salvador de Oviedo y Santo Toribio de Liébana a la calidad de santuario, algo que no solo rebaja la carga de su representación, sino que además todo ello no se entiende muy bien en la representación gráfica de los paneles ubicados en las etapas

Si que la imagen qué está presente es el símbolo de la Cruz de la Victoria lo cual representa a la región asturiana, aunque solo se ve en el círculo ubicado en la parte superior del panel, y no en los arranques del Camín, o sea patente en el recorrido gráfico que nos muestra los Paneles de Inicio de las Etapas.

Lo mismo pasa con la marca del Lignun Crucis o sea el símbolo del Camino Lebaniego la “crucena” , sí que está presente en segundo plano, pero no se explica muy bien su contenido, ni se encuentra al término en la representación gráfica del recorrido.

Por tanto, todos aquellos que están ajenos al fenómeno peregrino bien astur o lebaniense pues no les quedará muy clara esa combinación subliminal que presentan los soportes señaléticos, por un lado, porque no les sonará de nada dicha cruz lebaniega ni el objetivo de la inventio, ¿Se trata de magnificar los santuarios marianos como la Virgen de la Cueva y Covadonga, a costa de los inputs religiosos del calado de San Salvador y Santo Toribio?

¿Para esto sirve que San Salvador de Oviedo, cuna y origen de las peregrinaciones, muchos años antes de la llegada del arca marmárica a Iría Flavia, sea ahora un simple soporte para los santuarios marianos astures?

Desde luego ya no hablo de la importancia de Santo Toribio de Liébana dentro de esos contextos, porque además en los paneles de las etapas, al menos los vistos hasta ahora, nada dicen de la presencia y participación de Cantabria, ya que están exentos de anagramas que representen a las instituciones cántabras, lo cual sería óbice al ser como dicen un proyecto colaborativo entre ambas comunidades vecinas. Asturias y Cantabria.

Amén de que la terminología de Camín, puede ser un término consustancial en lo referente a las infraestructuras camineras asturianas, pero yo creo que no se entiende ni se comprende bien dicho apelativo en claves cántabra y lebaniega.

Es de imaginar que, para el departamento de Política Lingüística del gobierno asturiano, ahora que están en plena potencia política los asturianistas, esto es como poner una pica en Flandes, en este caso en Cantabria, con la cual parece que hemos conectado algo, como este inventio y por Merodio.

Por cierto, leyendo un panel por las tierras de Onís, me entero de que el famoso Camino de los Francos, o también llamada Calzada de Jana, se ha convertido por mor de los diseñadores en el Camino Real de Liébana, digamos que cosas más raras veremos.

Poco más se puede decir pues la pólvora pública es corta y los petarducos  publicitarios  los van tirando por aquí y por allá, o sea a medida e que van colocando los paneles por la geografía astur.

Si mis fuentes no me engañan este era un proyecto que en un primer momento arrancaba en Covadonga, y ahora por lo que se ve se le liga a Oviedo, con lo cual a mí me tiene en ascuas ver los recorridos y las soluciones y alternativas que plantean los diseñadores de la inventio.

Aunque ya he visto que, para desmarcarse de otros proyectos, publicaciones y propuestas, incluidas las mías, dan más vueltas que un perro para echarse, proponiendo recorridos en ocasiones parece diseñados para partirle las piernas a cualquiera, un ejemplo saliendo de Cangas de Onís se suba a Covadonga, luego a Isongo para bajar a Corao y subir a Abamia y de nuevo bajar a Corao para subir por Corao Castillo para bajar a Mestas de Con e ir hacia Benia de Onís.

El desnivel ni los recorridos pese a su señalización ni se sabe pues haciendo el recorrido este fin de semana pasado desde Cangas de Onís a Ortiguero nos perdimos unos avezados betetistas, como una veinte veces pues la señalización está de aquella manera.

Nada otro día seguiré desmembrando esta inventio de Doña Berta Piñán y D. Pablo León y su equipo, aunque como técnico en la materia, les aconsejo que se den prisa pues no se si los precarios soportes señaléticos dentro de los recorridos se mantendrán hasta la inauguración.

Las distintas entregas, hasta ahora

  1. Inagurose el Camín de los Santuarios. Repasando conceptos
  2. El Camín de los Santuarios los Recorridos y sus sorpresas
  3. A vueltas  ahora con la señalización  del Camín de los Santuarios

Víctor Guerra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Del especulum doctrinale al Thesaurus del Camín de los Santuarios

INAGUROSE EL CAMIN DE LOS SANTUARIOS. REPASANDO CONCEPTOS...

EL CAMIN DE LOS SANTUARIOS. LOS RECORRIDOS y SUS SORPRESAS